domingo, 1 de mayo de 2016

Submarine Pelicula.

SUBMARINE



Mi nombre en Oliver Tate. Supongo que puede parecer pedante pero a veces desearía que una cámara siguiera cada paso que doy como si fuese un documental de un influyente pensador que lucha y acaba perdiendo atrozmente. He intentado fumar en pipa, lanzar monedas, y escuchar canciones de desamor en francés pero nada de esto funcionó, hasta que Jordana se cruzó en mi vida. Oliver Tate es un peculiar joven de 15 años de edad que tiene dos objetivos: perder su virginidad antes de su próximo cumpleaños, e impedir que su madre deje a su padre para irse con un antiguo amor del instituto.


Oliver es un chico un tanto especial y complicado, solitario e imaginativo que se propone el doble objetivo de enamorar a su compañera de clase Jordana e impedir que se rompa el matrimonio de sus padres. Y como la cosa va de amores, las inseguridades y temores  abundan en unos personajes que sobreviven a los vaivenes emocionales y meteduras de pata.


Son individuos que sienten la soledad de un entorno poco cálido y la insatisfacción de una rutina que les ha sumergido en las profundidades del mar, allí donde el hombre no puede estar porque falta luz y oxígeno. Salir a flote es el reto de Oliver, y hacerlo junto a su familia.

Esta sencilla, seca y triste comedia se enmarca en el cine de autor más independiente, con personajes inadaptados y una narrativa fresca, con un uso metafórico del color y sugerentes momentos visuales —los fuegos artificiales, la bañera entre los electrodomésticos, el interior de los puentes—, preciosas canciones de Alex Turner y un punto de locura y otro de simpatía en cada situación. Habrá espectadores que sintonicen y disfruten con su peculiar humor, y otros que no terminen de empaparse de su espíritu mordaz y singular

PUNTUACIÓN : 3/5



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada